Whitechapel

Bienvenido al corazón y a las tripas de Londres


    Victoria Wesley // Kate Beckinsale

    Comparte
    avatar
    Edelstein
    Runs with the wolves

    Mensajes : 352
    Fecha de inscripción : 02/02/2010
    Localización : Omicron Persei 8

    Victoria Wesley // Kate Beckinsale

    Mensaje  Edelstein el Lun Abr 26, 2010 1:16 am

    Victoria Wesley



    Edad: 31

    Ocupación: "Atender a su marido"

    Biografía: Victoria -o Lady Victoria Wesley- es una mujer cuanto menos peculiar. Atrapada en un matrimonio infeliz desde hace tantos años que ya ha perdido la cuenta, pero repentinamente seducida por las ideas revolucionarias que la impulsan a arriesgar todo lo que tiene a cambio de vivir por primera vez en su vida; vivir de verdad.

    Su historia comienza hace más de tres décadas, cuando nació en la misma Londres, hija de un barón, Lord William Wright; su madre falleció al darle a luz a ella, la menor de cuatro hermanos, y única mujer de la casa. Obviamente, este hecho la convertiría en el ojito derecho de su padre y sus hermanos mayores, que la llevaron siempre en volandas y se empeñaron en tratarla como si al mínimo problema fuera a hacerse añicos. Pero, lejos de esto, Victoria resultó ser una mujer fuerte, temperamental y de ideas claras; con diecisiete años, llegaría a plantarle cara a su padre y atreverse a decir que no se casaría nunca y que se mantendría a sí mimsa. La respuesta de Lord William fue una bofetada que aún le escuece, y la "invitación" a casarse con Joseph Wesley, quien por entonces sólo era El Honorable Joseph Wesley, pero que algún día llegaría a ser un barón, tal y como lo era el padre de Victoria. De este modo, escapó de la aburrida y estricta casa de un barón para ir a parar a la del primogénito de otro, con tan mala suerte de que, tan sólo cuatro o cinco años después, la tuberculosis acabaría con su suegro y la convertiría en Lady Victoria Wesley, aunque en su corazón ella siempre seguiría siendo Victoria Wright, a secas.

    Después de eso llegaron años de más sufrimientos que felicidad. Lord Joseph resultó ser un ser de lo más ignorante, egoísta y pusilánime, y, por primera vez en su vida, Victoria sintió que no tenía cerca a nadie con quien poder conversar agradablemente; hablar con su marido le obligaba a tener que fingir ser una esposa servicial y estúpida, pues cualquier mínima muestra de inteligencia o independencia provocaban grandes enfados en él, que desde siempre tuvo tendencia a sentirse humillado a la mínima, aunque tratase de esconder este complejo de inferioridad con una impostada vanidad que no era tal. Era feo, necio y un completo inútil, y a menudo Victoria tenía que salir disimuladamente en defensa de su honor durante las reuniones sociales. A veces parecía que fuese incapaz de abrir la boca sin dejarse en ridículo.

    Con el paso del tiempo, Victoria se fue cansando de intentar tapar los evidentes defectos de su marido, y abandonó, dejando que todos los nobles de su círculo se diesen cuenta de lo patético que resultaba el hombre que tenía a lado. A ella, sin embargo, le guardaron siempre un cierto respeto, sobre todo los hombres más avanzados, que veían en ella a la compañera ideal para charlas sobre temas de dudosa legalidad. De este modo, Victoria sobrevivió al aburrimiento crónico de su estatus de Lady desapareciendo de los salones en las fiestas para acabar reunida en un despacho con un puñado de fumadores compulsivos con ideas revolucionarias. Su marido, tonto como era, tardó en darse cuenta, pero cuando lo hizo, no dijo nada más que: "seré el hazmerreír de Londres si se descubre que tengo una mujer anarquista". Porque su marido era otro de esos tantos que metían dentro del saco de los anarquistas a todo aquel que tuviese ideas propias.

    Mientras Victoria continuaba frecuentando estos círculos intelectuales de dudosa reputación, empezó también a sentirse angustiada por el hecho de no haberse quedado nunca embarazada a lo largo de su matrimonio. Es cierto que sus relaciones íntimas con Lord Joseph no eran frecuentes, pero durante un par de años trató de que éstas se produjesen justo en el momento adecuado del mes, con la esperanza de tener un niño, aunque fuese con aquel cretino que tenía al lado. Sin embargo, el bebé nunca llegó, y esto hizo que la sensación de frustración de Victoria creciese aún más.

    Pero no sería hasta hace unas semanas cuando decidiese dar un giro radical a su vida y pasar a la acción, a la acción de verdad. Algunos de sus contactos entre la aristocracia más rebelde le propusieron colaborar con ellos en un proyecto algo arriesgado, una gaceta clandestina dedicada a gente como ellos, gente que quería hablar de la realidad del mundo y ayudar a cambiarla. Victoria acepta sin dudar, y comience a escribir artículos para esta gaceta, muchos de ellos criticando duramente a importantes personajes de la política y la sociedad de la época con los que se ve cada cierto tiempo en los actos sociales. Pero, aprovechando que Lord Joseph está inmerso en un viaje comercial por América que parece que le mantendrá muchos meses alejado de casa, Victoria se ha lanzado a una aventura realmente peligrosa: adentrarse en el mundo de Whitechapel para conocer a fondo las miserias de sus habitantes y tratar de darlas a conocer a través de la gaceta. Sin embargo, este proyecto la obliga a olvidarse de todo lo que ha aprendido en su círculo habitual y pasar muchas noches fuera de casa -por suerte, tiene la complicidad de sus criados, que desprecian a su esposo-, y sabe que, si la descubriesen, sería un escándalo. Aun así, su decisión es firme, y Lady Victoria Wesley es ahora Victoria Wright a secas, una recién llegada a Whitechapel en busca de una oportunidad en la vida.
    Personalidad: Fuerte, decidida, audaz, inconformista... Victoria se niega a aceptar el papel de esposa florero que la vida le ha dado, y en lugar de eso quiere hacer algo grande, algo que ayude a los que tienen menos suerte que ella en algunos aspectos. Es de las que, cuando lee a Jane Austen, no se queda simplemente en la parte del matrimonio con un guapo ricachón, sino que va más allá. Es también muy culta, inteligente e ingeniosa, muy dada a la broma, aunque en su círculo habitual tenga que contenerse en este sentido para no escandalizar a nadie. No cree en los tabúes, las convenciones sociales, ni nada que se le parezca, aunque en el fondo siempre tendrá ese punto de "pija" inevitable en alguien que ha recibido una educación como la suya.

    Relación con otros personajes: Casada con Lord Joseph Wesley. Abierta a relaciones.

    Imagen: Kate Beckinsale

    Llevado por: Kalah___

      Fecha y hora actual: Lun Ene 21, 2019 6:27 pm